Tendencia

Lecciones de la semana contra el odio en California

Con decenas de eventos en todo el estado se cerró hace unos días la sexta Semana contra el Odio que organiza cada año el gobierno estatal para concientizar a la población sobre la proliferación de actos de odio en nuestro estado. En miles de casos registrados en el último año, estos fluctúan desde la intimidación y los epítetos hasta el vandalismo y las agresiones físicas que terminan heridos o muertos y que subieron recientemente contra judíos y árabes, así como contra personas LGBT, especialmente gente trans, afroamericanos y latinos. 

La semana, que tuvo lugar el 11 y el 18 de noviembre incluyó eventos locales, veladas para historias personales, mítines, conexiones con instituciones locales, lectura de poesía, promoción de la participación cívica, manifestaciones multitudinarias y muchas otras ideas originales con un mismo propósito. 

Por ejemplo, se inauguró en su marco el mural conmemorativo «It’s All For You» de la artista Brittney Price en el Willowbrook Senior Center en la ciudad de Los Ángeles. 

Otro evento, que contó con mínima cobertura, fue el salto que 51 paracaidistas realizaron en los cielos de California para crear una Estrella de David humana. Estuvieron encabezados por el campeón mundial Dan Brodsky-Sheinfeld y en la proeza se declararon “unidos contra el odio” el 20 de noviembre. 

La iniciativa fue coordinada por el Departamento de Derechos Civiles (CRD) en el gobierno del estado de California, y la Biblioteca Estatal de California, que otorga subvenciones a grupos para promover esfuerzos contra el odio, y contó con la participación y colaboración de decenas de organizaciones, entre ellas Not In Our Town, LA vs Hate

“Ya sea debido a conflictos en el extranjero o aquí en casa, se necesita verdadera fuerza para ser solidarios frente a los prejuicios y la discriminación. Juntos, estamos unidos contra el odio”, dijo la directora del CRD, Mary Wheat, al inicio de la semana. 

El origen de esta iniciativa está en la reacción de los gobiernos locales y activistas comunitarios a actos de odio perpetrados hace unos años por supremacistas blancos en Berkeley y San Francisco. 

Como ya se ha subrayado, los delitos de odio denunciados en California han seguido aumentando en los últimos años, alcanzando en 2022 sus niveles más altos desde 2001, con un aumento de 21% respecto al año anterior. 

La tendencia se exaberbó durante la crisis del COVID con agresiones contra médicos o lugares de vacunación, entre otros, y desde el estallido de la guerra entre Israel y Hamás, con ataques contra judíos y contra árabes en la comunidad. Todo ello con reprobables muestras de “prejuicios, intimidación, odio e intolerancia”,

A principios de mes, el Fiscal General de los Estados Unidos, Merrick Garland, habló en un foro Unidos Contra el Odio del Departamento de Justicia, donde enfatizó que «Ninguna persona ni comunidad en este país debería vivir con miedo a la violencia alimentada por el odio».

Durante la semana se hizo un esfuerzo para difundir el conocimiento en torno a los recursos que ya se encuentran a disposición del público, como California vs Hate, una línea telefónica y portal para la denuncia de incidentes y delitos de odio, que se puede hacer anónimamente al teléfono (833) 866-4283, o al 833-8-NO-HATE, de lunes a viernes de 9 a.m. a 6 p.m. PT o en línea en cualquier momento a  CAvsHate.org, en 15 idiomas en el portal y más de 200 por teléfono. 

Asimismo se difundió el alcance de la nueva ley AB 449, firmada a principios de octubre por el gobernador Gavin Newsom, y que extiende la definición de delitos de odio, ofrece recursos a sus víctimas y atribuciones a las fuerzas del órden para combatirlos. 

De por sí, ya existen en el código penal de California estatutos penales como el 422.7 PC “que impone sanciones adicionales por delitos menores que también son delitos de odio. La pena adicional se impone cuando el acusado es declarado culpable de un delito menor”.

Como se sabe, una de las consecuencias de la reacción gubernamental al aumento de delitos de odio fue la formación, en 2021, de una comisión estatal – la primera de su tipo en toda la nación – que rastrea los crímenes de odio, los clasifica y recomendar políticas para eliminarlos. 

Según su portal, las tareas de la comisión son:  

  • Publicar un recuento riguroso y completo de la actividad de odio en California, 
  • participar en la búsqueda e investigación de hechos sobre actividades de odio,
  • organizar foros comunitarios sobre el estado del odio, y 
  • proporcionar recursos y orientación a las comunidades y funcionarios gubernamentales sobre cómo reducir y responder eficazmente a las actividades de odio.

La Semana contra el odio demostró ser un potente recurso en manos del gobierno estatal, los gobiernos locales, organizaciones comunitarias y activistas en todo el estado para hacer frente a la ola de hostilidad, enfrentamiento, choques raciales, ideológicos y personales que como respuesta a los eventos circundantes aumentan constantemente, reflejando una sociedad convulsionada por las crisis consecutivas y en busca de un norte que alimente sus necesidades. 


Este artículo está respaldado en su totalidad o en parte por fondos proporcionados por el Estado de California, administrado por la Biblioteca del Estado de California en asociación con el Departamento de Servicios Sociales de California y la Comisión de California sobre Asuntos Estadounidenses Asiáticos e Isleños del Pacífico como parte del programa Stop the Hate. Para denunciar un incidente de odio o un delito de odio y obtener apoyo, vaya a CA vs Hate.

This article is supported in whole or in part by funding provided by the State of California, administered by the California State Library in partnership with the California Department of Social Services and the California Commission on Asian and Pacific Islander American Affairs as part of the Stop the Hate program. To report a hate incident or hate crime and get support, go to CA vs Hate.

Autor

  • Gabriel Lerner

    Fundador y co-editor de HispanicLA. Editor en jefe del diario La Opinión en Los Ángeles hasta enero de 2021 y su actual Editor Emérito. Nació en Buenos Aires, Argentina, vivió en Israel y reside en Los Ángeles, California. Es periodista, bloguero, poeta, novelista y cuentista. Fue director editorial de Huffington Post Voces entre 2011 y 2014 y editor de noticias, también para La Opinión. Anteriormente, corresponsal de radio. -- Founder and co-editor of HispanicLA. Editor-in-chief of the newspaper La Opinión in Los Angeles until January 2021 and Editor Emeritus since then. Born in Buenos Aires, Argentina, lived in Israel and resides in Los Angeles, California. Journalist, blogger, poet, novelist and short story writer. He was editorial director of Huffington Post Voces between 2011 and 2014 and news editor, also for La Opinión. Previously, he was a radio correspondent.

    Ver todas las entradas

Gabriel Lerner

Fundador y co-editor de HispanicLA. Editor en jefe del diario La Opinión en Los Ángeles hasta enero de 2021 y su actual Editor Emérito. Nació en Buenos Aires, Argentina, vivió en Israel y reside en Los Ángeles, California. Es periodista, bloguero, poeta, novelista y cuentista. Fue director editorial de Huffington Post Voces entre 2011 y 2014 y editor de noticias, también para La Opinión. Anteriormente, corresponsal de radio. -- Founder and co-editor of HispanicLA. Editor-in-chief of the newspaper La Opinión in Los Angeles until January 2021 and Editor Emeritus since then. Born in Buenos Aires, Argentina, lived in Israel and resides in Los Angeles, California. Journalist, blogger, poet, novelist and short story writer. He was editorial director of Huffington Post Voces between 2011 and 2014 and news editor, also for La Opinión. Previously, he was a radio correspondent. More »

Comenta aquí / Comment here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba

Descubre más desde HispanicLA: la vida latina desde Los Ángeles

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo