sábado, julio 11, 2020
More
    Inicio Literatura Cuento El cateador de nalgas

    El cateador de nalgas

    Buena cosecha. Sesenta y cuatro gluteos ha agarrado esta tarde Julio Castillo en los subways de Nueva York.

    Si supieras lo que te espera…

    Montado sobre el quejumbroso tren 7, cierras los ojos…

    Recuerdas la cosecha de gluteos del tren 6. En el East Side, las nalgas te han tocado pequeñas, redondas, ajadas, musculosas, hacia Mid Town, cerca de la 42 y por lo de las turistas, te han tocado regordetas, llenitas de carne. En la altura de la 34th Street te han tocado delgadas, mínimas, casi pegadas al hueso, cuyas dueñas, espigadas modelos gritan de espanto antes de que salgas por la puerta y nadie te alcance, Julio Castillo.

    Pero no sabes lo que te toca pronto.

    Y ahí vas pensando: qué malos son los inviernos, cuesta que tus manos den con esos cuerpos arropados. Pero en verano qué bien la pasas, agarrando nalgas en bicicleta o simplemente de pasajero en la línea 6, la más generosa de gluteos que has hallado.

    Las presas más fáciles son las tipo modelo: sílfides, ojerosas, algo distraídas que leen un libro o se maquillan mientras las atisbas entre la ranura de alguna hoja del periódico que finges leer. Segundas son las turistas que sacan fotos o miran mapas. Julio Castillo, las prefieres rubias y delgadas como esa novia que no te lo quiso prestar, o ¿será que hay algo en las rubias que emana desamparo?

    El rito es infalible. En lo que llama la llegada del tren, te levantas, te acercas, te restregas y booom, va uno, dos, tres agarrones de las nalgas que has estado observando por tanto tiempo. Sales corriendo y la puerta se cierra. Tu cara se tuerce y allí están ellas, con sus caras como a ti te gustan.

    Y al final de la jornada, Julio Castillo, sabes lo que te espera. El recorrido imaginario de todos esos gluteos, las caras sorprendidas y avergonzadas, asustadas. Los vídeos abundan en 42nd Street, las pornos por Internet, pero nada se compara a mirar lo prohibido, tocar, asustar…

    Eres perito. Con tanta maestría, podrías convertirte en ladrón de carteras. Cuánto dinero habrás perdido por las billeteras que no escogiste arrebatar. Pero tú sólo buscas nalgas para agarrar, Trabajas tiempo completo, eres un ejecutivo, Julio Castillo. Ganas bien. Delitos, no vas a cometer por dinero. Total, no vives mal.

    Si te cambiaste a vivir a Nueva York de Los Angeles fue porque a ti solo te interesan las nalgas. Corrijo, te interesaban; ahora,son todas tuyas.

    Hasta que llega esa nena más traviesa que tú. Esa que no viste en la parada 42. La amiga de la nalgona de 14th Street que te ha sacado una foto con su celular. Montado en el arrullo del tren siete ignoras que mañana tu foto saldrá en El Daily News, en el New Yor Post, en El Diario la Prensa. Tu jefe verá tu foto en los titulares, llamará a la policía y te mandará a llamar…

    https://hispanicla.com/jaque-mate-12699

    Liza Rosas Bustos
    Liza Rosas Bustos
    Profesora chilena (Valparaíso, 1970). Reside en Nueva York (EUA) desde hace doce años. Ha colaborado para el periódico literario Puente Latino, Hoy de Nueva York. Forma parte del Espacio de Escritores del Bronx Writer’s Corps. Cuentos suyos han aparecido en las revistas Hybrido y Conciencia. Sus poemas, ensayos, artículos y cuentos han sido publicados por la Revista virtual Letralia de Venezuela. Sus poemas aparecen en las publicaciones mexicanas La Mujer Rota y la Revista Virtual Letrambulario además de Centro Poetico, publicación virtual española. Actualmente se desempeña como profesora de español de segunda lengua en Frederick Douglass Academy II de Harlem y realiza estudios de Doctorado en Literatura Hispánica y Luso Brasileña en Graduate Center, City University of New York.

    2 COMENTARIOS

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Publicaciones recientes

    La realidad nacional de El Salvador, por Roberto Cañas

    El Salvador necesita un acuerdo nacional inclusivo de largo alcance que salve a la Nación de la grave crisis en la que se encuentra sumergida. Ya es tiempo de iniciar procesos para rescatar el país social, política y económicamente

    Historias de inmigrantes: Ontario, California

    A las desventajas de no tener, en casi todos los casos, preparación académica, de ser pobre, de ser latino, hay que agregar lo que puede ser el colmo de las desventajas: ser indocumentado

    Ayotzinapa: images from the bottom of history and the art of Paul Alvarez

    On the 8th month anniversary of the Ayotzinapa massacre, supporters from Michoacan Mexico, marched to the Historical Center of Mexico City in support of...

    Estamos en Facebook y Twitter

    8,501FansMe gusta
    2,450SeguidoresSeguir

    Publicaciones al azar

    Pat Buchanan se opone a Kagan porque es judía

    Ni los racistas de Arizona ni Buchanan bajarán sus cabezas levantadas mientras su punto de vista sea legitimizado y aceptado como parte del discurso nacional en lugar de denunciado por lo que es.

    El invencible caballero Don Claribalte

    El romance titulado “El libro del caballero muy clarividente e invencible Don Claribalte", fue la primera obra literaria escrita en el Nuevo Mundo. Fue...

    Una paleta que cobra vida

    Las vidas secretas de los colores (2017), escrito por Kassia St. Clair, explora el universo de los pigmentos, tintes y matices. Más específicamente, se...