Nada es lo que parece, un cuento de Liza Rosas Bustos

A Juana Collado, soltera, (porque quería darse vida de promiscua que se jodió con los STDs) trabajólica (porque no quiere llegar a una casa sola) y adicta a las películas extranjeras (porque sabe que la vida no tiene finales felices y si los tiene, no duran) le aterrorizan los hombres (hace mucho que no ve a uno más que en las películas extranjeras) y usa un consolador de goma Made in Hong Kong para no andar de día con mal humor.

Andrea Collado, su hermana, es casada (porque quería ser mantenida), es madre de cinco hijos (porque creía que si tenía hijos no trabajaba) y es adicta a las telenovelas (porque así, por lo menos se engatusa con un final feliz).

[bctt tweet=»Collado tiene, además del marido, cinco amantes que la visitan durante el día mientras éste trabaja (Liza Rosas Bustos)» username=»hispanicla»]

Collado tiene, además del marido, cinco amantes que la visitan durante el día mientras éste trabaja: el cartero norteamericano (los lunes), el corredor de bienes raíces sirio (los martes), el profesor de su hijo canadiense (los miércoles), su instructor de yoga hindú (los jueves) y la hermana gala de la profesora de francés de su hijo menor (los viernes). Le dice al marido que se coloque condones los fines de semana para no quedar preñada.

Lee también:   Alina y su abuela, un cuento de Adriana Briff

Un fin de semana cuando los tres se van de crucero y dejan a los nenes con su abuela todos se van de copas. Juana Collado mira que mira las enormes manos del conguero y se las imagina en sus nalgas. Pero como ha perdido la práctica de flirtear le cuesta acercarse entre descansos. Para envalentonarse se echa un par de shots de tequila, pero pronto los vomita.

Se va a su recámara con mareos y dolor de estómago en tanto el marido de Andrea, que también ha estado mirando las manos del conguero, le pide a Andrea que se acueste con uno de los músicos de la banda de salsa mientras él mira por la rendija. Andrea finge horror, pero al final accede. Juana Collado, soltera, duerme con indigestión en tanto su hermana y su marido, feliz pareja, comparten al conguero en la contigua habitación.

Lee también:   El muerto que camina, un cuento de José Manuel Rodríguez Walteros
Esta es la parte 46 de un total de 80 partes en la serie La vuelta a Manhattan en 365 dias / Liza Rosas Bustos
Liza Rosas Bustos
Liza Rosas Bustos
Profesora chilena (Valparaíso, 1970). Reside en Nueva York (EUA) desde hace doce años. Ha colaborado para el periódico literario Puente Latino, Hoy de Nueva York. Forma parte del Espacio de Escritores del Bronx Writer’s Corps. Cuentos suyos han aparecido en las revistas Hybrido y Conciencia. Sus poemas, ensayos, artículos y cuentos han sido publicados por la Revista virtual Letralia de Venezuela. Sus poemas aparecen en las publicaciones mexicanas La Mujer Rota y la Revista Virtual Letrambulario además de Centro Poetico, publicación virtual española. Actualmente se desempeña como profesora de español de segunda lengua en Frederick Douglass Academy II de Harlem y realiza estudios de Doctorado en Literatura Hispánica y Luso Brasileña en Graduate Center, City University of New York.

“Los educadores californianos son el corazón de nuestra comunidad. Y la razón por la que la Asociación de Maestros de California sabe que escuelas públicas de calidad son lo que hace una California mejor para todos nosotros”.


“California Educators are the heart of our community. And why the California Teachers Association knows quality public schools make a better California for all of us.”

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe una revista semanal con lo más nuevo de HispanicLA y con los artículos que hicieron historia.

2 COMENTARIOS

Comenta aquí / Comment here

En portada

Crisis de seguridad alimentaria en Brasil

La crisis de seguridad alimentaria en Brasil, refleja que un 60% de la población no tienen acceso a los alimentos básicos. Esta crisis demanda un esfuerzo imperativo para conseguir un resultado con un impacto inmediato.

EDITORIAL

Comunidad LGBTQ atacada durante el Mes del Orgullo 

LGBTQ, mes del orgullo,
0
La comunidad LGBTQ en este mes del Orgullo sufre agresiones y amenazas por extremistas, tropas de milicias y personalidades de la extrema derecha y no menos por la legislación discriminatoria aprobada en muchos estados

Lo más reciente

Relacionado