Navidad con mi familia en Sonora México, por Maritza Félix

En familia. Hay abrazos que son bálsamo y reencuentros que son eternos. Hay todo lo que se necesita para ser feliz en cualquier rincón, en cualquier cocina y en cualquier momento: Amor… y ese nos alcanza para derrochar todo el próximo año

Navidad con mi familia en sonora méxico, por maritza félix
Navidad con mi familia en sonora méxico, por maritza félix

SONORA – Solíamos pasar la Nochebuena en casa de mi manina. Éramos muchos y la cocina era suficientemente grande para albergarnos a todos. Aquel día era el único del año en el que no había frijoles en el menú y se usaba la vajilla de lujo. Brindábamos con y por todos, con la inocencia que nos daban los fuertes lazos familiares.

Ya no.

Mucho ha cambiado desde que mi tata me regaló mi primera poltrona de madera o cuando lo vi llorar porque gasté mis ahorros de la infancia para comprarle un par de pantuflas.

Parece que fue hace tanto cuando mi manina preparaba el tamal premiado con chiltepines. O que horneaba las galletas de nuez con azúcar glas que devorábamos a hurtadillas. Tuve – tuvimos- una niñez preciosa entre abrazos, regalos y carcajadas que vienen por añadidura con las familias grandes. 

Creía que mis mejores recuerdos navideños los había tenido en ese rinconcito del mundo que llamábamos “en que mi manina”. Sabía que no me traicionaba la nostalgia, porque sí fui muy muy muy feliz. No he vuelto a esa cocina ni para el recalentado. 

Ahora brindo con otras copas y otros rostros. Crecí. Me hice adulta. Me reproduje. Adopté y me adoptaron. Tengo una familia mucho más grande que me dio la vida; entre mis brazos tengo a los que me regaló la sangre y a los que me escogieron a pesar de ello. Y sigo siendo muy feliz.

Después de muchos años, pasamos la Navidad en la casa de la abuela, mi mamá. El pavo ya no es con vino, sino con achiote, y las galletas se cambiaron por ensalada de frutas frescas.

Navidad con mi familia en sonora méxico, por maritza félix
Navidad con mi familia en sonora méxico, por maritza félix

Seguimos celebrando a pesar de los años, el cansancio, la muerte, la misma vida y los recuerdos. En nuestra mesa se han vuelto a sentar aquellos con los que madrugué en espera de Santa. O los primos que gritaban de emoción con cada broma en el intercambio navideño. También están ellas, mi familia del corazón. La que no me dio la sangre, sino el puro amor. Y ellos, los que se han convertido en compadres, a los que nos une la admiración y una orfandad compartida. ¡Qué fortuna!

Nos faltaron muchos: los que murieron y los que nos enterraron. Los que no pueden cruzar y los que no quisieron hacerlo. Los que soñaban con estar aquí y los que nos acompañaron por video. Brindamos por todos. No olvidamos el luto que venimos cargando desde hace 34 años, lo abrazamos. Perdimos a muchos, pero ganamos a más. ¡Salud por eso!

No soy la única con el corazón alborotado; lo veo en sus sonrisas.

Hay algo mágico en esto que llamamos tradición que se contagia; más miradas pícaras que perdidas. Hay madurez e inocencia. Están las nuevas generaciones y las que nos estancamos de vez en cuando en los recuerdos.

Hay paz, la que solo se da después del perdón.

Navidad con mi familia en sonora méxico, por maritza félix
Navidad con mi familia en sonora méxico, por maritza félix

Hay abrazos que son bálsamo y reencuentros que son eternos. Hay todo lo que se necesita para ser feliz en cualquier rincón, en cualquier cocina y en cualquier momento: Amor… y ese nos alcanza para derrochar todo el próximo año.

Feliz Navidad y lo mejor para el 2020.

Maritza L. Félix es una periodista, productora y escritora independiente galardonada con múltiples premios por sus trabajos de investigación periodística para prensa y televisión en México, Estados Unidos y Europa. 

Lee también

El viaje de vuelta a México

Esta Navidad en México

Terrorismo y crimen autorizado en México, por Samuel Schmidt

 

 

Anuncios
Artículo anteriorEl sueño de la casa propia hecho realidad
Artículo siguienteLos Demócratas y la fe, por Ricardo Moreno
Maritza Félix
Maritza Lizeth Félix es una periodista, productora y escritora independiente en Arizona. Nació en Magdalena de Kino, Sonora, México. La frontera ha sido su hogar y su inspiración por más de 15 años. Su trabajo ha sido publicado en importantes periódicos de Estados Unidos, México y otros lugares del mundo, así como en las principales cadenas de televisión de habla hispana Univisión y Telemundo. Actualmente trabaja de manera independiente para la Organización Editorial Mexicana, Channel 4, Proyecto Puente, Uniradio Noticias, Telemax y Prensa Arizona. Fue reportera en el documental “Misterios de la Fe”, de Discovery Channel y fungió como productora del documental de la frontera de Estados Unidos y México para la serie televisiva “The Wall”, un trabajo investigativo mundial realizado por Rondo Media, del Reino Unido. También ha sido productora de proyectos especiales como coberturas políticas, electorales y de inmigración para Al Jazeera y fue la productora de investigación en el galardonado reportaje “Risking It All For America – Riding The Train Of Death”, de Channel 4 en Inglaterra. En 2011 fue nombrada por Chicanos Por La Causa como una de los “40 Líderes Hispanos menores de 40 años” en reconocimiento a su trabajo periodístico e influencia en el estado. Félix ha ganado cinco premios Emmy y fue la primera ganadora del premio a la “Mejor Crónica Escrita en Estados Unidos”, de Nuevas Plumas. También ha recibido múltiples galardones del Arizona Press Club por sus reportajes. En 2012 y 2013, la revista Phoenix New Times la nombró como la “Mejor Periodista de Habla Hispana” en Arizona. Maritza está felizmente casada y es mamá de unos mellizos curiosos que retan y alimentan su imaginación todos los días y llenan su vida de alegría, amor y carcajadas.

Comenta / Comment