lunes, julio 13, 2020
More
    Inicio Politica California Schwarzenegger y el sistema de las estrellas de Hollywood

    Schwarzenegger y el sistema de las estrellas de Hollywood

    La semana pasada California volvió al centro de las noticias mundiales cuando se reveló que un famoso ex gobernador y exactor tuvo un hijo – y quizás más – fuera del matrimonio y durante años lo ocultó de su esposa.

    Arnold Schwarzenegger, directamente llegado de las películas, fue elegido por abrumadora mayoría y en octubre de 2003 el gobernador de California. Sus transformaciones prometidas durante una campaña frenética y perpetua fracasaron. Entró como el Terminator y salió como True Lies.

    Lo cual no sería tan llamativo si no fuera por este reciente “escándalo”.

    La reacción de disgusto hacia Schwarzenegger fue tan feroz que la “superestrella” tuvo que cancelar, o posponer, su regreso a la pantalla grande.

    Pero, ¿por qué reaccionamos con furia? ¿Por qué nos importa eso más que, digamos, un incidente de violencia doméstica en la casa de enfrente?

    ¿Por qué sentimos tanta desilusión, y tan personalmente?

    Porque el tamaño del desencanto es igual al de la expectativa, viniendo de una “celebridad”, un archifamoso.

    De Arnold Schwarzenegger, un hombre sin educación que inició como fisicultista, se llegó a pensar como candidato a Presidente de Estados Unidos, si solamente se pudiese cambiar la Constitución, que lo prohibe porque nació en Austria.

    Tanta es su fama. Tal es el poder que generó el sistema de las estrellas.

    Así fue: hasta 1910, en las primeras películas los actores ni siquiera eran reconocidos: eran anónimos. Sus nombres no aparecían por ninguna parte.

    En aquel año, Carl Laemmle creó el sistema de las estrellas con una genialidad de mercadeo. Laemmle vivió aquí y murió en Beverly Hills en 1939 y está enterrado en el cementerio judío de la calle Whittier, no muy lejos de los Warner Bros. La cadena de cines de calidad lleva su nombre, porque eran de él.

    Laemmle no solamente reveló los nombres de los protagonistas, sino que les confirió personalidad. Se fabricó de alli una maquinaria de engaño masivo.

    Y con el tiempo, el Independent Moving Pictures de Laemmle devino en Universal Pictures.

    El sistema de las estrellas pasó a todos los estudios de cine y se desarrolló en atrevimiento y alcance.

    Los salarios de los actores, inicialmente la razón para no revelar sus nombres, pasaron a ser parte de la imagen; del secreto subieron a primera plana, y a la estratósfera de los millones de dólares por filme. Todo eso se publicó para vender las películas que ellos protagonizaban.

    Claro, a plano secundario pasó la calidad de la actuación. O último. Como en el caso de Schwarzenegger.

    El sistema de las estrellas, oficialmente abandonado alrededor de 1970, alimenta hoy hasta las campañas electorales para la presidencia del país. Insufló en sus “héroes” las características del sueño americano tal como lo ven, bueno, quienes creen haberlo alcanzado.

    Principios y conceptos falsos como el de ganar (“Winning!”) a todo precio, jamás rendirse y creer que lo que uno mismo tiene en sí es suficiente sin ayuda de la sociedad, se popularizaron de esta manera.

    Estrellas humanas hubo siempre, pero escasas, como los ganadores de los Juegos Olímpicos en la antigua Grecia, o los poderosos cuyas efigies aparecían en las monedas romanas. O los fundadores de religiones. Pasaban siglos entre su surgimiento.

    En la actualidad, las “estrellas” abundan en cada esquina. Casi siempre, la inexistencia de los rasgos de personalidad y virtudes pretendidos ha seguido siendo una constante.

    Pocas son las personalidades, como la Madre Teresa, cuya fama responde a motivos de peso independientemente del mercadeo. E incluso sobre ella hay una polémica.

    Precisamente, esta explicación, sin el menor intento de exonerar a Scharzenegger de sus faltas, simplemente quiere aclarar que todo empezó con un método para el mercadeo de películas desde Los Angeles.

    O sea, al Cesar (Julio) lo que es del Cesar.

    Quien era, dicho sea de paso, una verdadera estrella.

    Gabriel Lerner
    Gabriel Lernerhttps://hispanicla.com
    Editor en jefe del diario La Opinión en Los Angeles. Fundador y co-editor de HispanicLA. Nació en Buenos Aires, Argentina, vivió en Israel y reside en Los Ángeles, California desde 1989. Es periodista, bloguero, poeta, novelista y cuentista. Fue director editorial de Huffington Post Voces entre 2011 y 2014 y anteriormente editor de noticias, también para La Opinión.

    2 COMENTARIOS

    1. Soberbio artículo. Te ganas una estrella, amigo Gabriel. Recuerdo que en las cintas de Stallone se solía utilizar la broma de imaginar a Schwarzenegger como el presidente de Estados Unidos, ante lo cual Stallone debía responder con una expresión de burlona perplejidad.
      Los oficios muy visibles siempre serán motivo de codicia para los grupos políticos, ávidos de conquistar o mantener el poder a toda costa, no importando que deban valerse de un pelele títere.

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Publicaciones recientes

    Los Misterios del Anáhuac, un poema de Adriana Citlali Brenes-Ríos

    Ave María Purísima...   Primer Misterio Doloroso Huyendo de la madre patria Santa María, ruega por ellos   Segundo Misterio Doloroso El Rio Bravo y la travesía del desierto Nuestra Señora de...

    Comadreando desde Los Angeles

    Eso eran: comadres. En México el concepto puede tener mas de un contexto negativo, sin embargo aquí en donde lo añorado es lo lejano, y donde las bases de lo que la palabra comadre o comadrazgo en términos religiosos y de camaradería significa, fue grandioso tener la oportunidad de ser una de ellas

    Purga de latinos en el comité de distritos electorales de California

    Es inconcebible que un grupo tan vasto como el latino, el mayor del estado, haya quedado totalmente fuera del proceso de determinar la división de los distritos del Congreso federal y la Legislatura estatal

    Estamos en Facebook y Twitter

    8,501FansMe gusta
    2,450SeguidoresSeguir

    Publicaciones al azar

    Los Angeles Times ignora un mitín de Sanders y AOC, por Agustín Durán

    En muchas ocasiones, particularmente en política y política exterior, los medios masivos que pertenecen a seis corporaciones desinforman, no dan el contexto completo o ignoran información para así manipular a su audiencia y que los televidentes terminen pensando como ellos quieren

    El Salvador: desacuerdo por el uso de la fuerza letal por parte de FAES y PNC

    Numerosas organizaciones sociales mostraron su oposición a las instrucciones que el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, dio a sus fuerzas de seguridad para que hicieran uso de la fuerza letal en “defensa propia” o “de la vida de los salvadoreños”

    Anti-gay Ads Launched Amid String of LGBT Youth Suicides

    In a desperate attempt to win the votes of the Latino community, today the National Organization for Marriage (NOM), the anti-gay extremist group fervently focused on denying same-sex couples the right to marry, has released a Spanish television ad attacking U.S. Senator Barbara Boxer for supporting the right for same-sex couples to marry.