miércoles, agosto 5, 2020
More

    Liza Rosas Bustos

    Liza Rosas Bustos
    104 Publicaciones0 COMENTARIOS
    Profesora chilena (Valparaíso, 1970). Reside en Nueva York (EUA) desde hace doce años. Ha colaborado para el periódico literario Puente Latino, Hoy de Nueva York. Forma parte del Espacio de Escritores del Bronx Writer’s Corps. Cuentos suyos han aparecido en las revistas Hybrido y Conciencia. Sus poemas, ensayos, artículos y cuentos han sido publicados por la Revista virtual Letralia de Venezuela. Sus poemas aparecen en las publicaciones mexicanas La Mujer Rota y la Revista Virtual Letrambulario además de Centro Poetico, publicación virtual española. Actualmente se desempeña como profesora de español de segunda lengua en Frederick Douglass Academy II de Harlem y realiza estudios de Doctorado en Literatura Hispánica y Luso Brasileña en Graduate Center, City University of New York.

    El yoga retreat

    Lejos del aire acondicionado, expuesta la piel al hedor de la isla dos, le devuelve la fe, le extingue la ansiedad y como no tiene pa fumal, reemplaza los cigarros por unas nalgas prietas del vecino que la estruja como tela recién planchá, sin yoga, sin na.

    Oda al músico andino del subway

    Falta el charqui, falta sol, la celeste bóveda del cielo falta la puna,

    Nada es lo que parece, un cuento de Liza Rosas Bustos

    El cartero norteamericano (los lunes), el corredor de bienes raíces sirio (los martes), el profesor de su hijo canadiense (los miércoles), su instructor de yoga hindú (los jueves) y la hermana gala de la profesora de francés de su hijo menor (los viernes).

    Historia de una trabajadora del lavaseco con un final feliz

    Coloca su cabeza en la centrífuga Se sienta sobre la tapa Toma un Greyhound Sale de la urbe Cruza la frontera

    Control y placer, un cuento de Liza Rosas Bustos

    Un brevísimo cuento de Liza Rosas Bustos, parte de su serie diaria La Vuelta a Manhattan en 365 días.

    Pedro Navaja moderno (video)

    Por la esquina del viejo barrio lo vi pasar (corrijo, al de los Latin Kings) Con el tumbao que tienen los guapos al caminar (corrijo, con los pantalones a medio culo)

    Estadista sentado en escalinatas, un cuento de Liza Rosas Bustos

    Tengo el orgullo de decirte que no me di por vencido. Mientras esperaba por ti, me decidí a seguirlos para tener algo nuevo que contarte. Supe entonces que aquella era una ciudad circular

    Mc Darmouth y los Yankees que no hablan español

    James Mc Darmouth acaba de salir a la calle a Long Island a protestar por la cantidad de hispanos que le están quitando el trabajo a sus compatriotas.

    Deudas de la Quinta Avenida

    La princesa Asisa Molahuddin, casada a los 16 con un Sheik de la dinastía suni visita a su hermano en Nueva York. La turista se baja de la limo en Lexington, cubierta la cabeza con un ajab que le deja sólo los ojos.

    Problemas de ecuación marital y reproductiva

    Cinco hijos tiene Rubén, un salvadoreño radicado en Nueva York hace treinta años: tiene dos hijos en República Dominicana, uno en Guayaquil y los dos restantes en Nueva York, hijos de una mujer que es mitad rusa y mitad hindú.

    La banda mal alimentada en la esquina de Varick y Houston

    La banda es increíble. Son siete en total: cuatro bronces, una conga, un bajo y una guitarra más el vocalista conguero que parece guajiro recién transplantado

    Dicho sabio

    Si los ricos también lloran en el DF Los hispanos también consumen en Nueva York. *** Anónimo

    Los nenes triculturales

    El día que Rahid Al Jazeemi supo que Consuelo no se iría así de fácil, cambió las chapas de la puerta de su departamento en Queens y la dejó afuera una noche, pero cambió de opinión rápidamente cuando ella le advirtió que la de los papeles era ella.

    El secuestro del perro de Berstein

    Berstein se coloca nerviosa. Flying Eagle le pega manotadas al lomo de Bruno que muestra los dientes en un gesto casi agresivo con una energía en contra que no alcanza a parar a su contrincante.

    La pordiosera fresca

    Andrea siente una pena muy grande por la mujer que pide limosna en la estación de 116th Street. Cada vez que se sube, la mujer, arroja un grito desgarrador que se escucha hasta el Japón y grita: I am hungry, Oh God! Ahí viene Ana y le da dos dólares. Le quedan ocho.

    Publicaciones recientes

    Armas de fuego: a un año de la masacre, a 13 semanas de las elecciones

    Fue hace un año: 30 personas fueron asesinadas en dos ataques racistas por personas que compraron libremente armas de fuego letales. Puede volver a pasar

    Trump prepara caótico escenario electoral a su favor

    El objetivo de Trump es empañar la legitimidad de la elección porque a Trump solo le importa Trump y no el sistema electoral democrático.

    Con Mariano Cognigni y su humor cordobés: Recalculando

    Con Claudia Cardinale, un GPS temperamental, algo español y mexicano, que quiere que se doble a la derecha cuando hay ir por la izquierda.

    Estamos en Facebook y Twitter

    8,501FansMe gusta
    2,450SeguidoresSeguir

    Publicaciones al azar

    Vigílenme vigilantes, un cuento de Liza Rosas Bustos

    Lo vi caminando compulsivo por la Quinta avenida mientras pedía un café en uno de los carritos que venden pasteles y cafés de segunda. Mejor dicho, vi lo que no veía. No vi sus ojos lánguidos no mirarme ni su caminar a no menos de 100 metros de distancia, manía que, sin embargo llegaría a hostigarme.

    ¿Dónde estás prenda querida? y la pérdida del amor

    La poeta miraba el cielo y solía contar alguna estrella fugaz. Las estrellas fugaces abundan en el universo y atraviesan el cielo como los autos las calles, solo que la noche las oculta a casi todas con su pañuelo negro

    Mario Benedetti & Mario Maladetti

    En Madrid había una call girl, Sandra, que se anunciaba con un endecasílabo suyo: «Mi táctica es quedarme en tu recuerdo». Y sí, Mario, Mario Benedetti, esa era tu táctica
    Liza Rosas Bustos
    104 Publicaciones0 COMENTARIOS
    Profesora chilena (Valparaíso, 1970). Reside en Nueva York (EUA) desde hace doce años. Ha colaborado para el periódico literario Puente Latino, Hoy de Nueva York. Forma parte del Espacio de Escritores del Bronx Writer’s Corps. Cuentos suyos han aparecido en las revistas Hybrido y Conciencia. Sus poemas, ensayos, artículos y cuentos han sido publicados por la Revista virtual Letralia de Venezuela. Sus poemas aparecen en las publicaciones mexicanas La Mujer Rota y la Revista Virtual Letrambulario además de Centro Poetico, publicación virtual española. Actualmente se desempeña como profesora de español de segunda lengua en Frederick Douglass Academy II de Harlem y realiza estudios de Doctorado en Literatura Hispánica y Luso Brasileña en Graduate Center, City University of New York.