viernes, noviembre 27, 2020
Más

    Deudas equivalentes, un cuento de Liza Rosas Bustos

     

    La princesa Asisa Molahuddin, casada a los 16 con un Sheik de la dinastía suni visita a su hermano en Nueva York. La turista se baja de la limo en Lexington, cubierta la cabeza con un ajab que le deja mostrar sólo los ojos.

    Tras vitrinear un poco, Asisa entra a Tiffany’s donde compra diez mil dólares en pulseras y collares de plata con diamantes y rubíes. Acto seguido se los coloca como taloneras y para mostrar lujo a través de la única ranura visible de su cuerpo. Paga con la tarjeta de su marido, el príncipe Salim Molahuddin de la dinastía de un emirato X para lo cual escoge la ayuda una dependienta dominicana, Ana Patiño.

    La dependienta, que porta en su amplio escote varios colgantes que compra Molahuddin.  Patiño que se ha encalillado en los atuendos por tarjeta de crédito, siente pena por la princesa. Hiede a 100 Farenheit; la húmeda urbe sencillamente ahoga. Asisa lleva un pesado atuendo oscuro.  Cuando Patiño le acomoda las pulseras y las ristras de plata que Asisa solo puede colocarse como taloneras, Asisa Molahuddin siente pena por Patiño. Pobrecita— piensa. Seguro que los colgandijos de la dependienta son falsos.

    Patiño mira a Asisa, le adivina las uñas de los pies con manicure francés fondeadas dentro de los zapatos de cuero italiano. Se mira los dedos de sus pies pintados a mano por ella misma, imperfectos y libres. Desabrocha las pulserasconvertidas en  taloneras y las mete en las cajitas.

    La mira con compasión mientras inserta  en las bolsas que Molahuddin porta. Asisa sale orgullosa y compasiva por Patiño quien a su vez la mira con un poco de pena. La cubre un Ajab lujoso como tela de gusano, pero pesado como frazada de invierno. Patiño la ve perderse en el caudal humano de la Quinta Avenida. La espera una limo estacionada que la lleva al hotel Waldorf Astoria. Suerte la mía —

    Patiño piensa— suerte la de ella.  Se toca las pulseras de 10 mil dólares que tardará 20 años en pagar con su tarjeta Visa, en completa libertad de escote.

    Liza Rosas Bustos
    Liza Rosas Bustos
    Profesora chilena (Valparaíso, 1970). Reside en Nueva York (EUA) desde hace doce años. Ha colaborado para el periódico literario Puente Latino, Hoy de Nueva York. Forma parte del Espacio de Escritores del Bronx Writer’s Corps. Cuentos suyos han aparecido en las revistas Hybrido y Conciencia. Sus poemas, ensayos, artículos y cuentos han sido publicados por la Revista virtual Letralia de Venezuela. Sus poemas aparecen en las publicaciones mexicanas La Mujer Rota y la Revista Virtual Letrambulario además de Centro Poetico, publicación virtual española. Actualmente se desempeña como profesora de español de segunda lengua en Frederick Douglass Academy II de Harlem y realiza estudios de Doctorado en Literatura Hispánica y Luso Brasileña en Graduate Center, City University of New York.

    Notas relacionadas

    El velatorio de Diego Armando Maradona, en directo

    Velatorio de Diego Armando Maradona: Cientos de seguidores comenzaron en la noche del miércoles a agruparse en las inmediaciones de la Casa Rosada para despedir a Diego Armando Maradona, velado desde las 6 en un salón de la Casa de Gobierno. La ceremonia pública se extenderá hasta las 16, hora de Buenos Aires.

    Feliz Día de Gracias de Hispanic LA

    Sea lo que sea, historia, religión, familia, sea lo que sea que signifique para cada uno.

    Los niveles de seguridad que propone Fauci durante COVID-19

    ¿Enviaría a mis hijos a la escuela con las precauciones adecuadas? ¿Cuándo confiaré en una vacuna? A la última pregunta, siempre respondo: cuando vea a Anthony Fauci recibir una.

    2 COMENTARIOS

    Comments are closed.

    Lo más reciente

    El velatorio de Diego Armando Maradona, en directo

    Velatorio de Diego Armando Maradona: Cientos de seguidores comenzaron en la noche del miércoles a agruparse en las inmediaciones de la Casa Rosada para despedir a Diego Armando Maradona, velado desde las 6 en un salón de la Casa de Gobierno. La ceremonia pública se extenderá hasta las 16, hora de Buenos Aires.

    Feliz Día de Gracias de Hispanic LA

    Sea lo que sea, historia, religión, familia, sea lo que sea que signifique para cada uno.

    Los niveles de seguridad que propone Fauci durante COVID-19

    ¿Enviaría a mis hijos a la escuela con las precauciones adecuadas? ¿Cuándo confiaré en una vacuna? A la última pregunta, siempre respondo: cuando vea a Anthony Fauci recibir una.

    Entre Maradona y yo

    Nuestro encuentro fue un asunto de vida ante la muerte Dicen que escapó de un sueño En casi su mejor gambeta Que ni l...

    Estamos en Facebook y Twitter

    4,573FansMe gusta
    1,976SeguidoresSeguir

    Los 5 populares de la semana

    Chau, Diego del alma

    A Maradona, lo vi jugar por primera vez en la cancha de Atlanta cuando yo tenía unos 11 años. Debe haber sido a fines de 1976 o comienzos del 77.

    Entre Maradona y yo

    Nuestro encuentro fue un asunto de vida ante la muerte Dicen que escapó de un sueño En casi su mej...

    Los pensamientos de José Saramago

    Esta es simplemente una recopilación de rayones en libros, suficientes para quienes nunca lo “conocieron”, sepan lo que se están perdiendo. Porque como él mismo nos repitió hasta el cansancio: mientras se esté vivo, nunca es tarde.Esta es simplemente una recopilación de rayones en libros, suficientes para quienes nunca lo “conocieron”, sepan lo que se están perdiendo. Porque como él mismo nos repitió hasta el cansancio: mientras se esté vivo, nunca es tarde.

    Peronismo: democracia de masas o fascismo posible

    Si hay algo en lo cual detenerse a la hora de intentar comprender el fenómeno del peronismo es, a nuestro juicio, la heterogeneidad de sus componentes y de ideas propugnadas, según el problema que se enfrente y la coyuntura histórica por la que se atraviese

    AD10S DIEGO, por Allan Mcdonald

    Diego Armando Maradona, 30 de octubre de 1960, Lanús, 25 de noviembre 2020, Tigre, Argentina ...