martes, septiembre 28, 2021

El internet es un derecho civil

"La desigualdad digital es simplemente nada más que otra manifestación de las desigualdades económicas, las desigualdades de oportunidades y tiene sus raíces en el racismo sistémico..."

Durante la pandemia muchos no tuvieron otra alternativa que continuar con su vida laboral, educativa y social desde sus hogares. Continuar, pero contando con una computadora, internet y plataformas de interacción virtual como Zoom.

Y fue en este tiempo de tapabocas y distanciamiento social que se visualizó claramente la diferencia entre dos mundos digitales: el de los que cuentan con el equipo apropiado para mantenerse conectados en el universo virtual y el de los que por falta de computadoras o conectividad quedaron marginados.

Esa gran división digital fue el tema de la conferencia de prensa organizada por Ethnic Media Services en la que expertos y usuarios comentaron sobre los dilemas que se confrontan en esta  nueva geografía de computadoras e internet.

Una de esas expertas es Angela Siefer, directora de la National Digital Inclusion Alliance. Una organización que promueve el acceso universal a esta nueva tecnología. Un esfuerzo destacable, considerando que en Estados Unidos más de 36 millones de personas no tienen internet. Pero parece que finalmente, tal vez debido a la pandemia, algunos políticos están más receptivos que nunca a ayudar a resolver este problema. Hasta hay un proyecto de ley de infraestructura que es una prioridad legislativa de la Administración Biden.

“Si se concreta el proyecto de ley de infraestructura, habrá dinero para el trabajo de equidad digital”, explicó la directora Siefer.

La ley de Infraestructura incluye una sección para la construcción y ampliación del internet de banda ancha que, a su vez, contiene el Acta de Equidad Digital a la que se le adjudicaría $2.75 mil millones.

Estos fondos serían para que los estados puedan desarrollar planes e, incluso, dinero para la implementación de esos planes.

Además, hasta habría fondos para extender permanentemente el Beneficio de Internet de Emergencia (BBB). Este es un subsidio de $50 mensuales, para personas impactadas financieramente por la pandemia, que es ofrecido por la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC). Es más, quienes usan Lifeline califican automáticamente.

Más allá de infraestructura

“La infraestructura es necesaria, pero no es suficiente para conseguir que todos estén online”, dijo Sunne McPeak, presidenta y CEO de la California Emerging Technology Fund (CETF), una organización sin fines de lucro creada por la Comisión de Servicios Públicos en 2005 con la misión de reducir las desigualdades digitales. “¿De qué sirve construir la mejor red del mundo si no logramos que todos estén online y no conseguimos equidad digital?”.

Sunne McPeak de la CETF: FOTO: CETF

Las Naciones Unidas han definido a la equidad digital como un derecho humano. La CETF hace una interpretación similar y la considera un derecho civil.

“La desigualdad digital es literal y simplemente nada más que otra manifestación de las desigualdades económicas, las desigualdades de oportunidades y tiene sus raíces en el racismo sistémico”, opina McPeak.

California

En California ya se ha sobrepasado el objetivo de 2022 que era tener a un 90% conectado con internet.  De acuerdo a una encuesta administrada por la Universidad del Sur de California, la Statewide Survey on Broadband Adoption, más del 91% de hogares ya tienen conexión de internet. Pero como McPeak aclara, un 6% lo hacen a través de celulares que no tienen la misma capacidad que las computadoras. Esto significa que 15% no tienen servicio de internet u operan con las limitaciones y desventajas de un celular. Eso suma 6 millones de californianos.

Por supuesto, aquí también aparecen las desigualdades que se manifiestan en tantas otras áreas de la sociedad estadounidense. Los más afectados, de acuerdo a las tablas estadísticas presentadas por McPeak, son los hogares con los ingresos más bajos, las personas discapacitadas y los latinos. Más específicamente, solo 84% de los hogares latinos de California están conectados con internet. De todos modos, es un considerable avance respecto a 2008 cuando solo era un 34%.

Hay diversas razones por las cuales hay gente que no tiene conectividad, pero la variable más frecuente es la cuestión económica. Muchos, simplemente, no pueden pagar un servicio caro en un mercado que es controlado por un puñado de corporaciones.

Muchas de estas corporaciones del sector de tecnología digital tienen una filosofía empresarial más orientada a incrementar ganancias que a proteger los intereses de los consumidores. Por eso es que no es casualidad que tengan formidables equipos de ´lobbyists´ y que hagan donaciones a políticos que les garantizan mantener el status quo.

“En este país tenemos una historia de capitalismo…” recordó McPeak. “Quiero que la competencia en este capitalismo beneficie al interés público”.

Michelle Flores, una estudiante en Santa Monica College y tutora de niños en escuelas primarias, relató experiencias de niños sin computadoras y otros con poca conectividad a los que se les hizo complicado poder continuar con su educación. Erica Del Toro, de un programa para padres, habló de los desafíos que confrontan los padres de familia en una época de pandemia en la que se han tenido que transformar en maestros de sus hijos.

Visitas de hoy a esta página: 845
Ultima hora 6
Hispanic L.A. últimos 30 días: 508005
Martín Ocampo
Escritor y periodista de Paysandú, Uruguay, quien actualmente reside en Nueva York, EE.UU., en donde ha trabajado en diversos medios. Su corazón es charrúa y su pluma es latina.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe una revista semanal con lo más nuevo de HispanicLA y con los artículos que hicieron historia.

Desde Los Angeles

Lo más reciente

Relacionado

Los 5 temas más buscados