El rincón mágico de mi pensamiento

I

soñé un poema 

lo olvidé al despertar

perdón debería decir

soñé con un poema que no era mío

lo olvidé al despertar

no era mío

pero no en el sentido de robo de poemas 

aunque robarse un poema imaginado en el sueño propio 

por más que no me concierna ¿es robo?

no 

no era mío porque te pertenecía 

porque renuncié a mis derechos de autor

a mi propiedad intelectual

en el preciso momento de escribirte 

y aunque reclame mi poema para un futuro que ya no existe

tú y yo sabremos que no es mío

y nos guiñaremos el ojo 

o cualquier otra señal equivalente a guiñarse el ojo

como abrazarse sin razones

o despedirse sin motivos

soñé un poema que te dedico 

hasta la próxima vez

 

II

encontré un poema

en el rincón mágico de mi pensamiento

que dio resultados inesperados al mezclarlo con sangre 

pero los resultados fueron rechazados por expertos

pretendientes parados en la esquina de nuestra casa esperan

lo encontré en la comisura de mi labio izquierdo

todavía húmedo cálido 

lo llevé al oído para escuchar mejor

y me quedé en aquel entonces 

como ahora

mendigando palabras gotas de tu savia

y añorando tu boca última un atardecer

encontré un poema que renace

 

III

creció un poema en nuestra cama mi amor

triste y fatigado como cada día que pasa

un poema que se diluía al llover 

se rindió ante la evidencia de los hombres 

ya no canta porque le estallaron las cuerdas 

se le acabó la música 

se retira 

avergonzado 

y sin voz

 

Lake Balboa, 30 de mayo de 2020, siete de la tarde, todavía hay luz .-

 

Nos interesa tu comentario / We are interested in your comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.